lunes, 5 de marzo de 2007

Una buena costumbre.....

Este último tiempo, hace ya 4 meses, y gracias a la invitación recurrente de mi marido hemos estado asistiendo a diario a Misa...
La verdad es que antes no lo hacía por un sin fin de excusas y asistía de muy vez en cuando entre semana, con un niño muy pequeño me complicaba sola...veía a muchas de mis amigas que iban a diario y me faltaba el empujón para ir y aunque ahora vamos a Misa de 8 de la mañana con mi marido y los dos niños más pequeños, de 2 años y 7 meses, la disfruto y me llena el día...
Las veces que no puedo ir, por algún motivo, lo notó durante el día ...es una sensación de que algo no está completo e influye en mi genio....pierdo la paciencia con mayor facilidad y cuando me doy cuenta de eso debo pedir a Dios para que me ayude a controlarme un poquito...
Es muy curioso lo que me pasa y eso que no es tan fácil algunas veces concentrarse con dos niños.....pero feliz de ir....
Y le agradezco a mi marido por eso...me obligó a sacarme los "peros" para acompañarlo a Misa....
El de dos años, ya se arrodilla en la entrada y se santigua a su manera, se sabe algunas canciones y cuando rezamos el Padrenuestro ve como las demás personas abren sus brazos y él hace lo mismo...Le encanta la colecta y poner moneditas en la canastita.....Ojalá nunca pierda esa manera tan de niño de disfrutar la Misa.....

2 comentarios:

Miblog. De Ángel dijo...

Es un buen momento para vivir la comunión de los santos.

Achevé dijo...

¡¡¡ Sed como niños !!!